Simbiosis, geología y cambio climático


Por fin me animo a participar en la VII edición del Geocarnaval, alojado en el blog Veritas est in puteo. Y que mejor tema para ello que el que me llevó a dar mis primeros gateos científicos.

Alguno estará pensando qué tienen que ver la simbiosis,  la geología y el cambio climático. La respuesta es sencilla: los líquenes. Este simpático e irreductible organismo, nacido de la perfecta comunión entre hongo y alga, ha resultado ser uno más de los nexo de unión entre dos disciplinas científicas aparentemente desconectadas (ojo!).

Un par de líquenes luchando por su supervivencia. FUENTE: Commons Wikimedia.

Allá por la década de los 50, un botánico austriaco llamado Roland Beschel publicaba el primer artículo que proponía la utilización de líquenes como medio de datación de superficies rocosas expuestas a la intemperie. La premisa sobre la que se apoyaba era sencilla: ciertas especies de líquenes, bajo unas condiciones ambientales homogéneas, crecen a una tasa constante. Por lo tanto, midiendo el tamaño de los mismos, es posible conocer la edad relativa del sustrato sobre el que se asientan. Sobre esta base teórica nacía la liquenometría.

Rhizocarpon Geographicum, el auténtico protagonista de la liquenometría. FUENTE: Commons Wikimedia.

Beschel tuvo el atino de fijarse en que algunas especies de líquenes, como el Rhizocarpon geographicum, crecen a unas velocidades extremadamente lentas (0.2-2 mm/año, en función de las condiciones ambientales) lo que nos da la oportunidad de encontrar individuos de varios cientos, e incluso miles, de años. Además, lo indestructibles líquenes se distribuyen prácticamente por todos los hábitats terrestres, incluso se han mandado algunos al espacio y han vuelto vivitos y coleando después de ser sometidos a innombrables torturas.

Excursión de líquenes en la ISS. En la esquina superior izquierda aparece nuestro amigo R.Geographicum. FUENTE: Science Daily.

El método de datación es sencillo, elegante y barato. Primero debemos encontrar líquenes de nuestra especie bien asentados en varios sustratos de edad conocida, los cementerios son una fuente de conocimiento maravillosa. Segundo, medimos los más grandes (lo más viejos). Tercero, trasladamos los datos a una gráfica en la que relacionamos año con tamaño. Un poquito de estadística y ¡voilà!. Ya tenemos una curva y tasa de crecimiento y nuestra ecuación para extrapolar tamaños a fechas.

Una preciosa curva de crecimiento liquénico para R. Geographicum. FUENTE: Larocque and Smith 2004.

Aún así, no todo son ventajas. La resolución de la datación liquenométrica alcanza unos 500 años (polémica), si queremos minimizar los errores. Su aplicación está bastante restringida a ciertos ambientes, sobre todo alpinos, periglaciares y glaciares, además de a sustratos silíceos (se está trabajando en ampliar las posibilidades). No siempre resulta sencillo encontrar sustratos colonizados de edad conocida, por lo que deberemos complementar su aplicación con otros métodos de datación, como la dendro. El proceso de muestreo puede llevar a graves errores. La fisiología y ecología del liquen aún no está bien estudiada  Y, finalmente, su utilidad se reduce a un ámbito regional donde las condiciones ambientales sean homogéneas.

A estas alturas, los ávidos lectores ya habrán relacionado el título del post con la liquenometría. Así es, los líquenes (simbiosis) pueden darnos una valiosa información geocronológica (geología) y su aplicación en regiones frías está permitiendo estudiar los efectos del calentamiento global (cambio climático) en la dinámica glaciar.  Gracias a la datación de los depósitos morrénicos que van quedando tras el abandono del hielo es posible elaborar una cronología del fenómeno, así como tasas de ablación del mismo, predicción de líneas de equilibrio (punto que separa el área del glaciar donde gana masa de la porción que pierde). Por supuesto toda esta información puede contribuir al entendimiento del cambio climático.

Cronología glaciar establecida con liquenometría en los Andes bolivianos. FUENTES: Jomelli et al. 2009.

Aunque la mayor parte de los estudios están dirigidos al estudio de la criosfera, la liquenometría ha servido también para estudiar otros fenómenos geológicos, como procesos gravitacionales y terremotos. Incluso se ha utilizado para evaluar la estabilidad de taludes antes de construir sobre ellos.

¿Y en España cómo andamos con el tema?. Pues bastante bien, la verdad. Se han hecho trabajos muy interesantes aplicando la liquenometría para datar depósitos de derrubios gravitacionales en Pirineos. También se han dado algunos pinitos en glaciares rocosos islandeses. Actualmente, existe un grupo del IGME que ha datado desprendimientos de origen sísimico en Lorca (así es, sobre carbonatos y en regiones templadas). Y luego estoy yo, intentando aplicar las técnicas liquenométricas en pedreras de la Mancha (allá por el final aparece mi humilde contribución) para estimar su dinámica durante la Pequeña Edad del Hielo .

A la caza de líquenes en un cementerio manchego. FUENTE: Elaboración propia.

A modo de conclusión diré (aunque no pueda ser objetivo) que la liquenometría es estupenda. Por el precio de un calibre, cuarto de jamón serrano, un tomate y barra de pan, podrás visitar hermosos cementerios y ruinas centenarias. Y ya de paso, te volverás a casa con una buena pista para establecer la cronología de diversos fenómenos geológicos, además de anécdotas para participar en el próximo Carnaval de Geología, porque cogerse un avión y organizar una expedición a las grandes cordilleras o a los polos ya es otro cantar.

Más info:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cambio Climático, Geografía Física, Geología, Geomorfología. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Simbiosis, geología y cambio climático

  1. Pingback: VII Carnaval de Geología | Veritas est in puteo

  2. Pingback: Votaciones VII Carnaval de Geología | Veritas est in puteo

  3. Pingback: Resultados VII Carnaval de Geología | Veritas est in puteo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s