Utilizando cadáveres para modelizar el flujo glaciar


En ocasiones me resulta realmente sorprendente la creatividad que muestran ciertos investigadores. Donde el pueblo llano solo ve una historia curiosa, ellos encuentran la razón para hacer ciencia de calidad. Sin duda, algunas de las investigaciones más influyentes de la actualidad se han cimentado sobre una genial idea, situación a menudo poco considerada en el mundo científico.

Aletschgletscher, el glaciar más grande de Europa, en la región del Valais suizo. FUENTE: Swisseduc.ch

En este caso, cuando los periódicos anunciaron que unos alpinistas británicos habían encontrado los restos de tres personas en el glaciar suizo de Aletschgletscher, presumiblemente pertenecientes a tres hermanos desaparecidos en 1926, un par de cerebros se pusieron a darle vueltas al asunto y llegaron a la conclusión de que podrían utilizarlos para estimar la dinámica del hielo de este glaciar.

Prismáticos encontrados junto a los restos. FUENTE: Daily Mail

Se sabe que todo lo que engulle un glaciar en su zona de acumulación (ganancia neta de hielo),  tras experimentar un transporte constante debido al flujo natural del hielo, acabará aflorando en la superficie de su zona de ablación (pérdida neta de hielo). En este caso, los cuerpos recorrieron más de 10 kms, descendiendo unos 800 metros de desnivel, a una velocidad de entre 100-200 m/año, antes de ser encontrados 86 años más tarde. Todo un paseo si se tiene en cuenta el medio de transporte.

Trayectoria recorrida por los cuerpos. FUENTE: JOUVET y FUNK, 2014

Trayectoria recorrida por los cuerpos. FUENTE: JOUVET y FUNK, 2014

 

a) Elevación de la trayectoria. b) Velocidad a lo largo de la trayectoria. c) Posición a lo largo de la línea de flujo. FUENTE: JOUVET y FUNK, 2014.

a) Elevación de la trayectoria. b) Velocidad a lo largo de la trayectoria. c) Posición a lo largo de la línea de flujo. FUENTE: JOUVET y FUNK, 2014.

Una vez los investigadores han trazado el trayecto y el área de partida se atreven a conjeturar las causas de la muerte. Desechan rápidamente la caída en una grieta, pues una cordada de tres personas es relativamente segura (yo no estoy tan seguro). La hipótesis de la avalancha también queda descartada, ya que si se hubiera dado este fenómeno los cuerpos no habrían aparecido en un área tan reducida. La opción más lógica parece estar relacionada con el cansancio extremo y la hipotermia, pues se sabe que el tiempo empeoró mucho tras la partida de los hermano suizos.

Yo diría que esas grietas pueden tragarse un autobús con total impunidad. FUENTE: Blog Chamonix.com

Y, ¿para qué sirve todo esto?. Teniendo en cuenta que los Alpes son escenario de cientos de desapariciones al año, este método podría ayudar a predecir dónde y cuándo van a reaparecer lo restos de víctimas de accidentes, siempre que se conozca la zona del suceso. Además de facilitar a las autoridades las tareas de identificación de posibles nuevas apariciones, algo que se espera empiece a suceder con relativa frecuencia debido al cambio climático.

Referencias:

JOUVENT, G. y FUNK, M. 2014. Modelling the trajectory of the corpses of mountaineers who disappeared in 1926 on Aletschgletscher, Switzerland. Journal of Glaciology, Vol. 60, No. 220, 255-261.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Geografía Física, Geología, Geomorfología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s