Morfología de un abanico aluvial


Hoy Día Mundial del Agua voy a hacer una pequeña reseña sobre uno de los elementos de relieve más característicos, importantes y extendidos producidos por la acción fluvial: los abanicos aluviales.

Los abanicos aluviales son grandes depósitos sedimentarios, pueden tener superficies muy variables, desde unos pocos hasta cientos de km2, formados por la acción fluvial al escapar del confinamiento de las cadenas montañosas. La fuerza de estas aguas torrentosas se disipa al expandirse la lámina de agua súbitamente y los materiales aluviales se van depositando, dando lugar a esta morfología de abanico o lóbulo tan característica.

Vista del abanico aluvial del Trail Canyon, EEUU. Fuente: USGS Survey Photographic Library.

El Trail Canyon, ubicado el Death Valley californiano, es un ejemplo de “libro” de este tipo de depósitos sedimentarios. No obstante, en él se pueden diferenciar las partes componentes del mismo. Se trata de un gran abanico aluvial, cuyo lóbulo está contacto directo con los adyacentes, lo que se denomina coalescente.

También es interesante reseñar, que los abanicos aluviales poseen una parte distal y otra próximal, correspondiéndose esta última con la salida del frente montañoso y el último con el frente del propio depósito. Normalmente se diferencian por la granoclasificación de los clastos que pueden encontrarse, siendo grandes bloques y bolos en la zona proximal y más energética, y arenes, limos y arcillas en el área distal, donde el medio energético es débil.

 

Trayl Canyon desde el aire. Fuente: Google Earth.

Esquema del abanico aluvial del Trail Canyon, EEUU. Fuente: Blair and McPherson, 1994.

Estos relieves pueden ser de gran ayuda para el hombre, pues su zona distal es muy apta para el cultivo, sobre todo en medio áridos y semiáridos. Sin embargo, hay que tener presente que se trata de un elemento geomorfológico dinámico y que puede desencadenar problemas importantes, como los producidos en Venezuela en 1.999, cuando tras fuertes y repentinas lluvias una colada de detritos invadió el abanico aluvial donde se situaba la ciudad de Carabadella, produciendo cuantiosos daños, tanto estructurales como en vidas humanas.

Ahora, después de esta breve explicación, propongo un breve ejercicio de observación y comparación. Buscar los elementos característicos de un abanico aluvial y ubicarlos en las fotos.

De esta manera iremos entrenando a nuestro ojo para en el futuro no perder ningún detalle del entorno geográfico y paisaje que nos rodea. Una de las virtudes del buen científico del planeta!

Fuentes:

Compartirlo


About these ads
Esta entrada fue publicada en Geografía Física, Lugares, Recursos Didácticos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Morfología de un abanico aluvial

  1. Rafael Gutiérrez dijo:

    Interesante manera de proponer un conocimiento sintético, breve, rápido, a través de un mapeo esquemático geomorfológico Lo recomendaré a mis estudiante a través de mi “face” Saludos

    • geonopia dijo:

      Muchas gracias Rafael, yo también creo que son buenos ejercicios para cualquier persona interesada en ciencias de la tierra. Después del Everest y el Trail Canyon iré subiendo más entradas de este estilo.
      Muchas gracias por leernos!

  2. Muchas gracias, esta semana tengo una presentación de este tema y fue muy bueno el resumen para comenzar con la búsqueda de información.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s